Cada vez es más común que pasemos de la primavera al verano de manera brusca. Un día salimos a la calle y ahí está: el sol. Por eso nunca está demás que volvamos a hablar de los peligros del sol para nuestra piel y de los cuidados que tenemos que llevar a cabo para tener una piel sana.

Y como no, no hay mejor manera de empezar este post que recordando la importancia de la protección solar. Ponerse protección no es sólo necesario cuando vamos a la playa o a la piscina sino que debemos usarla siempre que hagamos alguna actividad al aire libre como correr o pasear.

Cuidados piel en verano

Además, en la actualidad hay muchas cremas hidratantes que ya llevan incorporadas la protección por lo que si podemos elegir una de éstas mejor que mejor. Aunque es importante recordar que no solamente la cara necesita protección. Cada vez que salgamos a pasear es mejor utilizar la crema también en los hombros, el escote o el cuello, es decir, las zonas que estén más expuestas a la radiación solar.

Por otra parte, nuestro tipo de piel nos indicará qué clase de protección solar debemos usar. Si tenemos una piel muy clara es recomendable utilizar protectores del 30 en adelante, sin embargo, si nuestra piel es oscura quizás sea suficiente una protección del 15 al 20.

La protección solar es el cuidado más importante aunque no debemos olvidar otras rutinas que ayudarán que nuestra piel esté sana:

- Evita tomar el sol en las horas centrales del día.

- ¡Hidrátate! Bebe mucha agua y otros líquidos como zumos naturales para mantener la piel hidratada y vitaminada.

- Usa ropa que evite la sudoración excesiva y hazte amiga de los sombreros.

- Llena tu nevera de hortalizas y frutas. Una dieta rica en vitaminas y nutrientes también hará que tu piel brille.

Además, para preparar la piel para el sol lo ideal es realizar una exfoliación corporal y facial que elimine las células muertas para que la piel se broncee de una manera más suave y luzca más luminosa.

Y si la protección solar es importante, de igual manera lo es hidratar la piel tras la exposición al sol. No os olvidéis de poner crema hidratante tanto en el rostro como en el cuerpo todos los días para refrescar la piel.

Estas precauciones son fundamentales para conseguir una piel bronceada pero sin poner en peligro vuestra salud. Cuidar la piel significa evitar la aparición de manchas antiésteticas y de problemas más graves como el cáncer de piel.

Asi que ya sabéis; ¡estar morena no está reñido con la salud de la piel! Podemos disfrutar de un bonito bronceado sin poner en riesgo una piel saludable.

El verano ya está aquí y con él uno de nuestros mayores dilemas: enfrentarnos al espejo llevando un bikini. No importa si estás delgada o más rellenita, el momento bikini siempre es uno de los más temidos por las mujeres.

Por eso hoy queremos aconsejarte para que encuentres el bikini o el bañador ideal en función de tu tipo de cuerpo. Llevar una prenda de baño que se adapte a la forma de tu figura hará que te sientas más segura de ti misma y que disfrutes más de los días de playa y pisicina.

bikiniseguncuerpo

Pecho

Para las que tenéis el pecho pequeño lo ideal es elegir un bikini con forma triangular y con algún tipo de adorno como volantes, flores, lazos y tachuelas en la parte superior. De esta manera conseguiréis realzar el busto.

Por el contrario, las que tenéis el pecho grande acertareis más usando una forma de copa que sujete bien el peso para que os sintáis más cómodas.

Barriga

Si tú problema es la barriguita, la mejor opción es elegir una braguita ancha y alta estilo “pantaloncillo” que cubra bien la zona. Además este año no es un problema ya que están super de moda y encontrarás varios modelos y estilos.

El bañador también es una opción estupenda para las que tengáis formas redondas ya que moldean la figura mejor que los bikinis.

Caderas

Los braguitas anchas también funcionan muy bien en las que tenéis el denominado cuerpo de triángulo, es decir, las caderas más anchas que los hombros, o para estilizar y alargar las piernas.

Y si vuestro problema es el contrario, caderas estrechas, entonces es mejor que optéis por algún modelo de braguita con drapeado, volantes o estampados llamativos para dar más volumen a esta parte del cuerpo.

Color

El color también es un detalle a tener en cuenta. Por ejemplo, el negro siempre es una buena elección para realzar la figura mientras que los estampados alegres funcionan mejor en las más delgaditas.

También para las más delgaditas el blanco puede ayudaros a dar volumen a vuestro cuerpo aunque siempre es mejor que el modelo tenga algún detalle y que no sea sólo blanco.

Tiempo

Por último, no os olvidéis de tomaros todo el tiempo que necesitéis para elegir el modelo más adecuado. No es una cuestión de talla o de peso, un bikini o un bañador que realce los puntos fuertes de vuestra figura ayudará a cambiar la percepción de vuestro cuerpo delante del espejo.

Conocer los beneficios de los alimentos, te ayudará a conocer cuáles son los mejores aliados a la hora de perder peso. 

En función de sus características, hablaremos de alimentos quemagrasas, saciantes y depurativos. A continuación os presentamos una serie de alimentos que debéis incorporar en vuestra dieta equilibrada:

Alimentos termogénicos: los que más calorías queman

- Rábano: favorece la secreción del bilis y el vaciamento biliar, lo qu ayuda a digerir mucho mejor las grasas.

- Té verde: acelera la combustión de las grasas, ayuda a eliminar líquidos, reduce el colesterol y es un gran antioxidante.

- Pomelo: ayuda al hígado a incrementar la combustión de grasa y mejora también los niveles de glucosa.

- Algas: su yodo estimula la tiroides, con lo que activa el metabolismo.

alimentos equilibrados

Alimentos ricos en proteínas: saciantes y antigrasas

- Yogur: su riqueza en calcio favorece la eliminación de grasa a través de las heces. Mejor desnatado.

- Pescado: además de aportar proteínas, su contenido en omega3 está relacionado con un menor tamaño de las células grasas.

- Huevo: incorporarlo al desayuno ayuda a adelgazar porque te sacia hasta la comida siguiente.

Alimentos depurativos: ayudan a perder peso y volumen

- Sandía: es muy rica en agua, lo que supone que aporta pocas calorías y estimula el sistema diurético.

- Pepino: es especialmente diurético puesto que está formado en un 97% de agua.

- Alcachofa: es un gran desintoxicante del organismo. Comerla ayuda a descongestionar el hígado y a favorecer la expulsión de urea.

- Espárrago: pocos alimentos reúnen tantas propiedades adelgazantes. Es diurético, depurativo y rico en compuestos prebióticos que mejoran la digestión y el tránsito intestinal.

Alimentos con gran fuente de fibra: te llenan y te regulan

- Champiñón: sacia durante horas debido a su fibra y a un índice glucémico bajo.

- Almendras: su alto contenido en fibra y en proteínas hace de este fruto seco un aliado perfecto para “quitarte” el hambre de forma sana. Pero no tomes muchas porque son muy calóricas.

- Manzana: compuesta por un tipo de fibra soluble que demás de saciarte ayuda a reducir el colesterol malo. Además, disminuye la grasa abdominal.

- Avena: sus hidratos de carbono de absorción lenta te dan energía durante horas. Es un gran aliado antiestreñamiento por su gran riqueza en fibra soluble.

Recuerda: para poder perder peso debes mantener una alimentación equilibrada e incluir todos los nutrientes para perder peso de forma paulatina y sin carencias.

El aburrimiento es el peor enemigo a la hora de hacer dieta. El índice de fracaso realizando una dieta muy restrictiva es muy elevado, ya que genera una falta de motivación y frustración de no ver resultados inmediatos.

El temor de no verse capaz de mantener la motivación, basando nuestra dienta en una alimentación llena de limitaciones, hace que nos desmotivemos, nos irritemos y nos malhumoremos.

Para evitar que nuestra dieta fracase debemos marcarnos unas pautas para mantener una actitud positiva:

  1. Marcarse objetivos realistas: debemos comprender que el adelgazamiento es un proceso, de esta manera evitaremos fijarnos metas a corto plazo como la pérdida de mucho peso en poco tiempo.
  1. Tener objetivos a corto plazo: conseguiremos mantener la motivación en todo momento si nos fijamos objetivos a corto plazo con los que logremos nuestra meta final. Por ejemplo, si queremos adelgazar 5 kilos, nos pondremos objetivos de 500 gramos a la semana, de esa manera la consecución de nuestra primer objetivo nos aportará una sensación de alegría y bienestar.

blog_positivadieta

  1. Realizar pequeños cambios: intentar realizar grandes cambios en nuestro estilo de vida, puede ser contraproducente y dificultar mantener nuestra línea de adelgazamiento durante un largo espacio de tiempo. Así que nos marcaremos pequeños cambios progresivos. En el caso de actividad física, empezaremos con pequeños gestos, como recorrer caminando distancias que antes hacíamos en coche o transporte público, e ir aumentando esa distancia y el ritmo poco a poco puede ser un buen inicio.
  1. Premiarse con un ‘extra’ diario: las prohibiciones de alimentos son del todo desaconsejables. Por el contario, premiarse con algún capricho, permite reconocer y celebrar el esfuerzo que estamos realizando. Pequeños placeres son totalmente compatibles con una dieta equilibrada. (Siempre aplicando el sentido común y evitando los excesos)
  1. Hacer cómplice a tu entorno: es importante que el entorno cercano de la persona que realiza una dieta sepa que su apoyo también es muy necesario. De esta manera evitaremos regalos repletos de calorías o situaciones en las que nuestros amigos o familiares repitan raciones de alimentos delante de nosotros.
  1. Divertirse comiendo: Disfrutar de platos apetitosos no está reñido con una dieta y adelgazar. Sólo tendremos que ser comedidos con las raciones e intentar comer alimentos ricos en fibra y proteínas, evitando las grasas saturadas, los azúcares y el sodio. Apostando por cocciones como, cocinar al horno o al vapor. Técnicas culinarias que nos proporcionarán una cocina ligera y llena de sabor.

Y recuerda que si deseas perder peso, podemos ayudarte. Ponte en contacto con nosotros haciendo clic aquí.

En el post de hoy te damos unos consejos para que limpies tu cuerpo tras los excesos de una forma moderada y segura.

1. Apuesta por el verde

La lechuga de cualquier tipo, las espinacas, las judías verdes, las acelgas, los canónigos, las borrajas, la rúcula… Todos los vegetales verdes son ricos en antioxidantes, vitaminas, minerales y, sobre todo, fibra, que nos ayudará a limpiar el cuerpo de excesos. En nuestro plan de choque las ensaladas y los vegetales tienen que ser el elemento principal de la dieta.

2. Bebe agua de limón caliente

El zumo de limón es la base de todas las dietas detox. En sus versiones más radicales es lo único que se puede tomar durante una semana. Esto es una barbaridad, pero lo cortés no quita lo valiente: el zumo de limón tiene efectos beneficiosos para el organismo si se toma como complemento de una dieta ligera. Basta con tomar por las mañanas una taza de agua caliente con el zumo de medio limón. Esta bebida despierta suavemente el sistema digestivo y linfático, y ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo. También ayuda a limpiar el hígado y hace que mejore nuestra digestión.

detoxdieta

3. Corta de raíz el consumo de azúcares y carbohidratos

Los azúcares y los carbohidratos refinados son el mayor enemigo de una alimentación saludable. Reducir su consumo a la mínima expresión es la forma más rápida de adelgazar y uno de los pilares fundamentales de la terapia de choque tras los excesos veraniegos.

4.  Sigue la regla del 80-20

Las dietas demasiado estrictas nunca funcionan. Una buena forma para asegurarnos de que nuestra desintoxicación sea un éxito es que cumplamos con ella al menos en un 80% de las comidas. Seguir una dieta muy estricta durante todo el tiempo es casi imposible, pero si logramos saltárnosla sólo en el 20% de las comidas, sus beneficios seguirán siendo importantes. Cuando comemos de forma saludable el 80% del tiempo, nuestro cuerpo funcionará como una máquina bien engrasada y los excesos en los que podamos incurrir tendrán un impacto inferior sobre nuestro organismo.

5. Bebe mucha agua

Se necesita mucha agua para eliminar las toxinas que acumulamos en nuestro cuerpo. ¿Cuánta? Tenemos siempre en mente la idea de que lo ideal es beber 2 litros al día pero debemos tener en cuenta que cuando hace calor debemos beber más, así como cuando hacemos deporte, y la ingesta debe variar en función de nuestra envergadura: cuanto más pesemos más agua necesitaremos. En general, no obstante, la ingesta nunca debe ser menor a 1,5 litros diarios.

6. Haz ejercicio con moderación

Nuestra ingesta de calorías debe ser acorde a lo que gastemos. Mantener un plan de entrenamiento con una alimentación limitada puede acarrear serios problemas, pues una dieta de este tipo no aporta el combustible adicional necesario para hacer deporte. Lo mejor es que aumentemos nuestra ingesta los días que hagamos más ejercicio y no nos planteemos objetivos de entrenamiento muy ambiciosos mientras seguimos una dieta de este tipo.

7. Elimina los alérgenos de tu dieta

Una de las principales ventajas de reducir nuestra dieta a la mínima expresión durante un tiempo es que podremos comprobar si algunos de los alimentos que tomamos habitualmente nos provocan alergia. Al seguir una dieta de este tipo nos será más sencillo identificar las comidas que nos sientan mal, o sobre las que tengamos sospechas, y podremos preguntar a nuestro médico al respecto (si todos los días comes de todo es muy difícil que descubras si algo te está provocando alergia).

Síguenos en Twitter

  • Recuerda que en verano es más importante aún proteger la piel de los rayos solares. Te damos unos consejos en... fb.me/6KKysXYoq 2 hours ago

Sants Institut en YouTube

Sants Institut en YouTube

Nuestro álbum en Flickr

Masaje con pindas 1

Saquito de pindas abierto

Pindas y cantos redondos

Saquitos de pindas

Crioshape; antes y después

Cabezal con esponja

Cabezal 1

Cabezal 2

Cabezal con esponja 2

Cabezal frío

Más fotos

RSS El blog de Sants Institut: salud, medicina, belleza y estética

  • El verano, el mejor momento para la cirugía
    El resto del año estamos siempre ocupad@s; el trabajo, la rutina diaria y los escasos días de vacaciones hacen que en otras estaciones sea muy difícil encontrar el tiempo necesario para nosotr@s. En verano, sin embargo, podemos disfrutar de unos días de vacaciones y las rutinas laborales también se relajan echando mano, por ejemplo, de [...]
  • El peeling químico
    Con este post, iniciamos una serie en la que hablaremos de peelings químicos; qué es, qué tipos hay, para qué tipo de piel están indicados, resultados, etc. Hoy empezamos con una introducción y os contamos también cuál es el peeling de ácido glicólico. ¡Empecemos! La piel de nuestro rostro envejece al igual que otras partes de [...]
  • Aniversario solidario
    El día 10 de junio en Sants Institut celebramos nuestro 25 Aniversario. Y para celebrar esta fecha que para nosotros es tan especial, hemos decidido haceros un regalo más especial aún. No podemos obviar la dura realidad de muchas personas, de muchas familias, que están en una situación complicada debido al contexto actual. Y por este [...]
  • ¿Quieres ser feliz con tus senos?
    No sólo es una cuestión de tamaño. Podemos pensar en muchas razones por las que las mujeres no nos sentimos satisfechas con nuestros senos. Ya sea un problema de caída, estrías o de tamaño en Sants Institut te ofrecemos los tratamientos especializados para cada caso. Hoy nos vamos a centrar en una de las operaciones estéticas [...]

Para estar siempre actualizad@

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 117 seguidores