Las células madre son células en la etapa inicial de vida que tienen el potencial de convertirse en cualquier tipo de células del organismo: del sistema nervioso, del sistema muscular o de cualquier órgano del cuerpo.

Las células madre pueden provenir de dos fuentes: de embriones recién formados en donde están destinados a convertirse en todas las diferentes células que hay en el cuerpo (células madre embrionarias), o de tejido adulto, donde reemplazan a las células moribundas para mantener y reparar el tejido (células madre adultas).

juventud-y-belleza

Las Células Madre de nuestra piel se encuentran en la capa más profunda de la epidermis. Es en este lugar donde cada una de las células madre favorece la producción de cientos de células que poseen un gran poder de renovación y regeneración de la epidermis.

A partir de los 30 años, los tejidos de la piel van perdiendo sus propiedades de firmeza y elasticidad, la piel empiece a ceder y a perder su juventud.

El paso del tiempo, los agentes medioambientales, el ritmo de vida urbano, y otros muchos factores agreden profundamente la piel, provocando una disminución gradual del número de células madre y disminuyendo la capacidad de renovación de nuestro tejido epidérmico. La pérdida de células madre en la epidermis, también afecta la dermis, la capa superficial de la piel, que va perdiendo firmeza y elasticidad. Aparecen las arrugas, primero leves, apenas perceptibles, pero poco a poco el tiempo va haciéndolas más profundas.

celulas_madreEs bien conocido por todos el intenso debate científico, y el profundo dilema ético, que se desarrolla en todo el mundo alrededor del uso de las células madre humanas en tratamientos médicos. Mientras tanto, la ciencia avanza en otras líneas de investigación y, en estos momentos, es ya una realidad la utilización en tratamientos de belleza de las células madre de origen vegetal.

Los últimos avances en biotecnología celular han demostrado la capacidad de las Células Madre de origen vegetal para reforzar el potencial regenerador de las células madre epidérmicas.

Existen avances en la biología celular que han demostrado la capacidad de las células madre vegetales para reforzar el potencial regenerador de las células madre epidérmicas humanas. Estos tratamientos se centran en la zona dérmica y epidérmica bajo las arrugas.  La acción directa bajo  la arruga reparando los efectos que el paso del tiempo ha provocado, y potenciando el aumento del la producción de colágeno y elastina desde el interior de la piel, hacen de los tratamientos con células madre vegetales un revolucionario descubrimiento para combatir el envejecimiento de la piel.

Cómo se obtienen las células madre de origen vegetal

Mediante un cultivo único (utilizando la nanotecnología más sofisticada) se extraen una a una las “moléculas nativas” de las plantas, es decir, las moléculas que originan el proceso vital. Se extraen células no diferenciadas, las que contienen la totalidad de componentes de la planta. De este modo, las células actúan de forma biomimética, integrándose y adaptándose a las células cutáneas y reestructurando íntegramente la piel.

tratamiento-con-celulas-madre

La efectividad de los tratamientos antiaging  con células madre se ha corroborado en pruebas con mujeres de entre 35 y 55 años. Un 94% da las mujeres tratadas recuperó la firmeza de una piel joven y más de un 95% percibió esta firmeza como un efecto realmente duradero. Los efectos resultaron visibles y evidentes a la cuarta semana.

Los tratamientos de regeneración y rejuvenecimiento de la piel son ya una contrastada realiudad. Sus principales beneficios para la piel son :

  • ESTIMULA LA PROLIFERACIÓN CELULAR Y LA RENOVACIÓN CUTÁNEAS
  • MEJORA DEL TONO Y LA LUMINOSIDAD DE LA PIEL
  • EFECTO ANTI-EDAD REAL Y VISIBLE
  • ESTIMULA LOS PROTEGLICANOS Y EL COLÁGENO
  • PROTEGE FRENTE A LOS RADICALES LIBRES
  • HIDRATA, TONIFICA Y REAFIRMA LA PIEL

El tratamiento recomendado está compuesto por 5 pasos a realizar en cabina.

A cada uno le corresponde la aplicación de un producto específico diseñado según el objetivo a alcanzar. Mediante el tratamiento regeneramos, nutrimos y revitalizamos las células madre epidérmicas. Además produce un efecto rejuvenecedor del aspecto general de la piel duradero.

Las 5 fases de tratamiento son:

  1. Limpieza de cutis.
  2. Peeling Enzimático.
  3. Aplicación del activo de Células Madre.
  4. Mascarilla de activos de Células Madre.
  5. Aplicación del hidratante, reparador y reafirmante.

Gracias a estos beneficios activos las arrugas se reducen de inmediato y el rostro presenta una imagen más tersa y luminosa, de esta manera se puede lucir un óvalo facial más definido y líneas de expresión más matizadas.

preguntameSi quieres más información sólo tienes que hacer click aquí. Gracias por leernos.

About these ads